Charla sobre Vivienda 15M Sevilla. Corrala La Utopía.

APUNTES PERSONALES DE LA CHARLA DE LA INTERCOMISIÓN DE VIVIENDA DEL 15M SEVILLA. EXPERIENCIA DE LA CORRALA “LA UTOPÍA”, celebrada en CNT Málaga el 3 de noviembre de 2012.

Se trata de una lucha antigua, no es una lucha del 15M. Se inicia con la lucha por la estabilidad de los arrendamientos urbanos (casas de renta antigua) y la expulsión de las personas que allí vivían.

Liga de ingenieros “La corriente”: intentos de la administración de vender o abaratar el patrimonio de vivienda pública. Los vecinos deciden que no quieren la propiedad y se resisten a la venta.

Las barriadas históricamente marginadas se organizan. Hacia 2006 se crea la coordinadora de barrios en lucha, que se integra en el movimiento territorial de asamblea de barrios del 15M. (Cada barrio tiene una comisión de vivienda). La coordinadora de barrios y pueblos de Sevilla y la intercomisión de vivienda se reúnen y engloban las cuestiones referentes al trabajo común, porque en Sevilla no existe una asamblea general, sólo las de los barrios, que se van coordinando.

También están implicados otros organismos (Asociación de derechos humanos, Adicae). Se crea una red de puntos de información sobre la vivienda en barrios. En cada punto de información hay un jurista y un voluntario de la comisión. La intercomisión no tiene capacidad de decisión, sino que coordina consensos entre los barrios.

La lucha de vivienda en los barrios no está centrada sólo en la ocupación. También en problemas con la hipoteca, alquileres, infraviviendas, rehabilitación, etc.

Se intenta que los afectados creen grupos de acción para presionar a los caseros (bajar el alquiler), a los bancos (dación en pago), etc.

En marzo de 2011 se crean en 10 barrios de Sevilla.

LA CORRALA “LA UTOPÍA”

Se crea desde la asamblea de barrio de La Macarena. Se potencia una campaña publicitaria desde la comisión. Se reúnen con todos los afectados. Tratan de ir implicando a la gente para que se ayuden unos a otros. Van informándose del proceso a nivel jurídico. Tienen reuniones con los afectados y van llamando a gente que ha tenido experiencias anteriores para que las cuenten. Se explica el tipo de implicación política que se quiere. Se auto-organizan por comisiones en los mismos grupos. (Técnicos (agua, luz, etc.), logísticos (cerraduras, etc), comunicación (prensa, blog), mediación y legal.) Este esquema se sigue manteniendo una vez constituida la corrala.

Se elige el edificio, se pide una nota simple para investigar la empresa propietaria, el Registro Mercantil. Para evitar filtraciones, no se dice el día exacto, se dio un margen de días en los que estuvieron preparados. Una vez las familias dentro, deciden hacerlo público.

El error que cometieron fue meter a 15 familias solo y decir que eran 36 viviendas en total, porque la gente quiso entrar en el resto de viviendas de manera caótica. Se solventó organizando las comisiones de vivienda de las asambleas de barrio, hasta conseguir el resto de familias.

Dentro las familias hacen asambleas todos los domingos y están organizadas en comisiones:

-Recursos (alimento)

-Convivencia

-Mantenimiento

-Acciones políticas

Negocian pagar el alquiler con lo que puedan (“con 400 euros de ayuda no puedo pagar 300 euros de alquiler con 5 hijos”). Les amenazan con que los servicios sociales van a quitarles los niños. (“van al colegio, están limpios, comen”, “Mi casa es una casa como la tuya, con sus mueblecitos, todo limpio. Es una morada.”) Hay vecinos desahuciados o en riesgo de exclusión social que no tienen opción a vivienda. Organizados, vamos todos a una. Ellos han planteado que quieren pagar la luz, pero los requisitos del suministro impide el contrato de alta. “Sin embargo existen asentamientos de chabolas que tienen agua y luz”.

A día de hoy no tienen agua. Han hecho coladas públicas en la puerta del Ayuntamiento como reivindicación. “Nos encerramos en el Ayuntamiento.” Estuvieron 15 horas encerrados en EMASESA. La solución que ha dado el Ayuntamiento es poner una fuente.

El edificio nunca se había utilizado. Tienen que darle licencia de 1ª ocupación. Eso es más difícil porque requiere certificado de instalaciones y título legal que justifique el uso (propiedad o arrendamiento). Está pedida la licencia de ocupación y los certificados depositados en la Delegación de Industria y pendientes de que la Junta de Andalucía declare el estado de emergencia.

Tampoco tienen luz. Usan un generador para hacer de comer, bañar a los niños con ollas de agua caliente. Llevan ya casi 6 meses. Compran allí, la gente les va conociendo. “Un mecánico jubilado se ha ofrecido a arreglarme el coche”. Entre los vecinos se reparten folletos explicativos, van a las reuniones de vecinos, el trabajo de comunicación es muy bueno. Han repartido folletos, pines, pegatinas. Tienen ya prestigio y simpatía en Sevilla, la fuerza social es importante. A nivel internacional han ido de diversas televisiones a entrevistarles.

La propiedad es de Ibercaja, después de haber pasado por 4 manos, con la consiguiente subida de plusvalía. En la gerencia de urbanismo corroboran que el bloque está perfectamente acabado. Están en proceso de negociación con Ibercaja. No han ordenado el desalojo cautelar. Lo que piden es:

Un alquiler en función de sus posibilidades.

-Que les quiten la denuncia.

-Acceso a luz y agua.

En Calle San Bernardo 52 había 10 familias y se ganó. Gente organizada y apoyada, permanece. Se trata de inteligencia colectiva.

Hay más grupos de afectados en Sevilla que se han planteado más corralas. Esos grupos de afectados comienzan a organizarse en los puntos de información, encargados de proporcionar materiales jurídicos, contactos de comunicación y de facilitar la dinámica de los grupos hacia la auto-organización. Es muy importante ser capaz de desarrollar en la gente ese sentido de auto-organización, no ir a un sitio a que te ayuden, sino que se está creando un grupo de apoyo mutuo. Es importante la colectividad y la convivencia. Cómo gestionar las tensiones en la colectividad (crear identidad de grupo). No es sólo el tema de la vivienda en sí, la gente está inmersa en una lucha social. “La gente cuando empieza a ir a las reuniones lo que hacen es decir a todo que sí para entrar en las casas cuanto antes”. Les es difícil entender el procedimiento asambleario.

Se comparten algunas cuestiones relacionadas con legislación, como el derecho a la inviolabilidad del domicilio: una vez dentro las familias, la policía no puede entrar sin una orden judicial. Los delitos que pueden imputarles son el de usurpación y del de allanamiento, siempre y cuando les pillen entrando. El momento de la entrada es un delito muy grave. Hablan de la reforma de Gallardón. De todos modos, explica uno de los compañeros, “tenemos cierto gusto por alarmarnos”. Se trata de una reforma ahora mismo sólo en proyecto. A lo único que pueden estimular es a ocupar cuanto antes. (Por ejemplo, la Ley Corcuera se declaró inconstitucional).

Como fuertes, ven el escudo de lo social, que sean desahuciados, que sean familias. Salir de la clandestinidad, sacar el tema afuera, a las claras. Es mejor que no sean particulares, por la batalla mediática y porque no es cuestión de quitarle la casa a nadie.

“Vamos aprendiendo de la única manera que podemos aprender: haciendo las cosas.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s